Qué sorpresa se lleva esta tía cuando escucha unos gemidos de su hermana y descubre que la chica no está follando con su novio, sino que con quien está es su propio padre. El sexo incestuoso siempre ha sido algo tabú en su casa y por eso se ha quedado tan sorprendida. Y aunque al principio no sabe qué hacer al estar espiando a su hermana y su padre follar, se pone muy cachonda y lo que hace es masturbarse mientras les está escuchando. La hermana le come la polla al papi y luego se deja follar como posiblemente haya hecho muchas veces antes.

(48812)

Category:

Padres e Hijas

Dejar un Comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

1 Comentario

  • Roberto 1 semana ago

    Que novio si nos tiene nuestra nena e casa le damos de lactar se toma toda la leche que estan en los huevos y la cojemos y le damos una rica culiada que novio si los padres las complasemos mejor y las nenas nenas les gustan porque el hombre es como el perro en celo que solo quiere estar culiando a la hembra