Esta madurita tetona no lo puede resistir y se rinde ante los encantos de su hijo, el chico está obsesionado con follar a su madre y hasta que no lo consigue no para, anda que no ha sido persistente ni nada, el chaval la acorrala en la cocina y le soba las tetas mientras le susurra con todo su amor en el oido. es muy raro pero se siente tan excitante que la pobre mujer se vuelve loquita y finalmente cae en el vicio, ahora el incesto es parte de esta familia, la madre y el hijo vivirán desenfrenadas noches de pasión… omg…

(81372)

Category:

Madres e Hijos

Dejar un Comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*