El chaval llega a casa y se encuentra a su madre en ropa interior frente al espejo, está mirandose y se toca las tetas una y otra vez, parece ser que no se siente demasiado atractiva. Y es que la mujer lleva ya 1 año divorciada y no ha tenido novio, es hora de despertar de nuevo a la fiera que lleva dentro, le pide opinión a su hijo y este la dice que está muy guapa, pero ella necesita más así que le enseña las tetas, oh dios, el hijo comienza a ponerse cachondo y la cosa acaba con un polvazo madre e hijo espectacular… mama necesitaba sexo para sentirse querida y atractiva.

(92836)

Dejar un Comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*