El hijo está charlando con su madre antes de ir a dormir y se da cuenta que la señora tiene los pezones duros como escarpias, ese suave picardias con el que la madre suele dormir delata la dureza de sus pezones, el chico inocentemente se lo dice – MAMA, TIENES LOS PEZONES DUROS COMO ESCARPIAS ¿ESTÁS CACHONDA? – y la sonrisita con que le mira sirve perfectamente de respuesta, está muy cachonda y ese inocente comentario sobre sus pezones la ha calentado aún más, total que la madre y el hijo van a tener incesto, será su secreto, nadie lo sabrá nunca…

(98129)

Dejar un Comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*