Este fin de semana padre e hija se han quedado muy a solas y eso ha despertado en la chica algunas ideas que la han llevado directamente hacia el incesto. Ver a su padre totalmente triste porque su mujer está de viaje hace que la hija se anime a agarrarle la polla. Descubre en ese momento que tiene un pedazo de rabo enorme que no puede evitar meterse dentro de la boca. Se la chupa bien y después se sube encima para cabalgar y empezar a disfrutar de la sensación de tener un buen rabo como ese dentro de su coñito de zorra.

(46096)

Category:

Padres e Hijas

Dejar un Comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*