Qué fuerte ha tenido que ser esta situación. Pongámonos en escena. La novia de este chico entra en su habitación y en vez de encontrarse al novio jugando con el móvil le encuentra tumbado, con la polla dura fuera del pantalón y con la madre del chaval comiendo polla. Su madre le hace una mamada porque cree que hasta ahora nunca le han hecho una chupada como dios manda, y la novia en vez de molestarse acepta la crítica y los tres se ponen a follar. Así el hijo puede probar el coño maduro de su madre y al mismo tiempo satisfacer a su novia para que no le deje.

(32515)

Category:

Madres e Hijos

Dejar un Comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*